Claves de la reforma del sistema de Formación Profesional para el Empleo

El Boletín Oficial del Estado publicó con fecha 23 de marzo el Real Decreto-Ley 4/2015, de 22 de marzo, para la reforma urgente del Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral, que tiene como objetivo regular la planificación y financiación de esta modalidad formativa, su programación, ejecución, control, seguimiento y régimen sancionador, así como su sistema de información, evaluación, calidad y gobernanza.

En este contexto, el Real Decreto-Ley introduce cambios relevantes sobre el modelo existente hasta la entrada en vigor de este nueva normativa que afectan tanto a trabajadores y empresas como a la oferta formativa y al propio modelo de funcionamiento del sistema.

Analizando las novedades, cabe destacar:

     Aspectos generales

  • Los Interlocutores sociales no gestionarán ni impartirán formación, y delimitan su participación a la gobernanza del sistema; la planificación estratégica plurianual y su diseño.
  • Concurrencia abierta a todos los proveedores de formación acreditados y/o inscritos.
  • El Estado refuerzas sus competencias sobre la Formación Profesional para el Empleo.
  • La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo sustituye a la Fundación Tripartita. En el patronato del nuevo organismo estará representada, con mayoría la Administración General del Estado, junto a las comunidades autónomas y los interlocutores sociales.
  • Creación del ‘cheque formación’ para personas desempleadas.
  • Los trabajadores autónomos adquieren el "derecho individual a la formación", con la posibilidad de cotizar en un futuro por esta materia.
  • Los tres instrumentos de difusión del nuevo modelo son: la Cuenta de Formación; el Catálogo de Especialidades Formativas y el Registro Estatal de Entidades de Formación.

     Formación programada por las empresas

  • La duración máxima exigida a los cursos bonificables se reduce de 6 a 1 hora.
  • A partir del 1 de enero de 2016 sólo podrá bonificarse formación presencial y teleformación, quedando fuera del sistema la formación ‘a distancia convencional’.
  • El permiso retribuido de 20 horas anuales que introdujo la reforma laboral se enmarca dentro de la formación que imparte y bonifica la empresa.
  • La estructura de costes –directos e indirecto- se modifica.
  • La justificación de los costes podrán efectuarse por medio de los módulos económicos (coste hora por participante y hora de formación) que se determinen para cada especialidad formativa. Esta medida conlleva que los actuales límites máximos ahora vigentes serán revisados según precios de mercado.
  • Las empresas que contrate externamente la organización de la formación podrán repercutir gastos de organización hasta un porcentaje máximo prefijado del coste total de la acción formativa.
  • Suprime la exención de aplicar módulos económicos máximos a las empresas de 1 a 9 trabajadores.
  • En el caso de grupos de empresas, cada sociedad dispondrá del crédito que corresponda al grupo con el límite del 100% de lo cotizado por cada una de ellas en concepto de formación profesional en el año anterior.
  • Las empresas de 1 a 9 trabajadores dejan de estar exentas de realizar aportaciones privadas. Las empresas de mayor número de empleados seguirán contribuyendo de acuerdo a los porcentajes hasta hora vigentes: de 10 a 49 trabajadores, el 10%; de 50 a 249 trabajadores, el 20%; y de 250 o más trabajadores, el 40%.
  • Los cursos que realicen entidades externas por encomienda de una empresa, requerirán acreditación y/o inscripción en el correspondiente registro, aunque la formación impartida no esté incluida en el Catálogo de Especialidades Formativas.
  • La formación programada y gestionada por las empresas para su personal propio será sometida a evaluación para comprobar que se ajusta a la planificación del sistema.

     Oferta formativa para trabajadores ocupados

  • Los Centros de Formación acreditados y/o inscritos son los únicos autorizados para impartir formación.
  • Implementación de un sistema de justificación por módulos.
  • La entrega de fondos por anticipado para la formación sectorial y la transversal se limita a un máximo del 25% de la subvención. Del total restante, hasta un máximo del 35% podrá ser entregado una vez iniciada la acción formativa y un mínimo del 40% no se hará efectivo hasta que la acción formativa subvencionada sea debidamente justificada.

     Control de la formación y régimen sancionador

El nuevo real decreto apuesta de manera firme y decidida por garantizar el cumplimiento de las condiciones que motivan la realización de la acciones formativas. Plantea así un nuevo sistema de control y un endurecimiento del régimen sancionador contra el fraude en la gestión de los fondos de formación para el empleo.

En este contexto, se amplían las responsabilidades y se prevé la creación de una Unidad Especial de Inspección adscrita a la Autoridad Central de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

     Régimen transitorio

La nueva normativa incluye un régimen transitorio de acuerdo al cual lo establecido en el Real Decreto 395/2007 hasta hora en vigor seguirá siendo de aplicación salvo en lo concerniente a, que está ya vigente desde el 23 de marzo:

  • La regulación de las Entidades Organizadoras.
  • Duración mínima de 1 hora.
  • ‘Cheque formación’ para los desempleados
  • La limitación de bonificaciones a aplicar a los módulos económicos máximos en las empresas de 1 a 9 trabajadores;
  • Porcentajes de costes directos y de organización.
  • 5% de aportación privada a las empresas de 1 a 9 trabajadores.
  • Límite de 10% de trabajadores de una entidad de formación que actúe como beneficiaria de formación de oferta.
  • El pago anticipado del 25% en la formación de oferta.
  • Régimen de concurrencia competitiva

El Real Decreto-Ley 4/2015 queda pendiente del desarrollo reglamentario, que en un plazo máximo de seis meses se realizará por Real Decreto y una Orden Ministerial.

» Volver a Noticias