Empresa Saludable: la rentabilidad de la salud

Son numerosos los estudios que evidencian los beneficios de ser una empresa saludable, de tener como valor estratégico a trabajadores sanos en organizaciones sanas, beneficios para la empresa y para el trabajador.

En los últimos años, las empresas más valoradas son aquellas que no se orientan solo a los resultados, sino también hacia las personas (clientes internos y externos). De los tres niveles de valor corporativo, gestión, ética y responsabilidad, este último será el que integrará los valores de diferenciación para una empresa saludable que busca el bienestar tanto de quienes forman parte de ella como de la comunidad.

Según la publicación del World Economic Forum, The Wellness Imperative, Creating More Effetive Orgainizations indica que cuando el bienestar laboral se promueve activamente en el trabajo:

  • Las organizaciones son vistas 2,5 veces más eficientes.
  • Las organizaciones son vistas 3 veces más productivas.
  • Los trabajadores están 8 veces más comprometidos.
  • Las organizaciones son vistas 3,5 veces más animadas a la creatividad e investigación.
  • Las organizaciones son vistas con 4 veces menos de probabilidades de perder talento en el próximo año.

Otros beneficios

La lista de los beneficios que aporta ser una empresa saludable es más extensa, algunos ejemplos:

  • Se reducen los accidentes no laborales y las enfermedades comunes.
  • Se reduce el absentismo y el presentismo.
  • Se reducen los costes por contratación temporal, formación de suplentes, de producción por la adaptación del suplente al puesto de trabajo….
  • Mejora el clima laboral y se reduce el estrés.
  • Mejora la participación y motivación de los trabajadores.
  • Mejora el ánimo y compromiso de los trabajadores con la organización.
  • Los trabajadores se convierten en embajadores de la compañía.
  • Mejora la productividad y competitividad.
  • La empresa se convierte en una empresa atractiva y retiene mejor el talento.
  • Mejora la imagen corporativa de la empresa.
  • La empresa se convierte en referente en el sector y en la sociedad.

Desarrollar un proyecto de empresa saludable es una oportunidad de mejora y de diferenciación, en busca de entornos laborales más sanos que haga a las organizaciones más competitivas y rentables, mejorando la salud de sus trabajadores. ¿Estás preparado para dar el paso?

Visita www.EmpresaySalud.com y empieza a poner en forma tu empresa.

» Volver a Noticias